Sin categoría

¿Qué es la líbido?

Aspectos a tener en cuenta

La líbido se refiere al deseo sexual, o a la emoción y la energía mental relacionadas con el sexo. Otro término para referirse a ella es «impulso sexual«.

La líbido está influenciada por:

  • factores biológicos, como los niveles de testosterona y estrógeno
  • factores psicológicos, como los niveles de estrés
  • factores sociales, como las relaciones íntimas

La líbido alta es difícil de definir, ya que la línea de base de líbido «normal» depende de la persona y es diferente para todos.

Lo «normal» para una persona puede ser el deseo de tener sexo una vez al día, mientras que lo «normal» para otra es tener cero deseo sexual. Todo depende de la persona y además, puede depender también incluso de su estilo de vida, ya que el estrés o el cansancio pueden influir en la cantidad de líbido que produzca tu cuerpo.

¿Existe algo así como «demasiado alto»?

Según la Clínica Mayo, una líbido alta puede convertirse en un problema cuando da lugar a una actividad sexual que se siente fuera de control, como la compulsión sexual. Esto también se conoce como hipersexualidad o comportamiento sexual descontrolado (OCSB).

Los signos de compulsión sexual suelen ser los siguientes:

  1. Tu comportamiento sexual está teniendo un impacto negativo en otras áreas de tu vida, como tu salud, relaciones, trabajo…
  2. Has intentado repetidamente limitar o detener tu comportamiento sexual pero no puedes.
  3. Eres reservado en cuanto a tu comportamiento sexual.
  4. Te sientes dependiente de tu comportamiento sexual.
  5. No te sientes realizado cuando sustituyes tu conducta sexual por otras actividades.
  6. Utilizas la conducta sexual para escapar de los problemas, como la ira, el estrés, la depresión, la soledad o la ansiedad.
  7. Tiene dificultades para establecer y mantener relaciones estables y saludables debido a su conducta sexual.

¿Cuáles son las causas del comportamiento sexual compulsivo?

Las causas del comportamiento sexual compulsivo aún no se han establecido claramente pero gracias a diferentes estudios, se ha establecido que las causas potenciales incluyen:

  • Un desequilibrio de los neurotransmisores. El comportamiento sexual compulsivo puede estar relacionado con niveles altos de sustancias químicas en el cerebro conocidas como neurotransmisores (piensa en la dopamina, la serotonina y la norepinefrina) que ayudan a regular tu estado de ánimo.
  • La medicación. Algunos medicamentos agonistas de la dopamina utilizados para tratar la enfermedad de Parkinson pueden provocar un comportamiento sexual compulsivo.
  • Las condiciones de salud. Las partes del cerebro que afectan al comportamiento sexual pueden estar dañadas por enfermedades como la epilepsia y la demencia.

Cuándo acudir a un profesional sanitario

Si crees que has perdido el control de su comportamiento sexual, puedes y debes obtener ayuda. El comportamiento sexual es profundamente individual, por lo que a algunas personas les resulta difícil buscar ayuda si tienen algún problema sexual.

Pero recuerda: No estás solo. Muchas personas que también se enfrentan a problemas sexuales. El tratamiento adecuado puede ayudar a mejorar tu calidad de vida. Además, su médico mantendrá la confidencialidad de su información y no deber

Conclusión

Tu líbido no es cuantificable en una escala única. Cada persona tiene su propia líbido estándar. Si su deseo sexual se aleja de ese estándar, está experimentando una líbido baja, en cambio, si tu deseo sexual aumenta con respecto a ese estándar, estás experimentando una líbido alta.

Si tu deseo sexual empieza a interferir en tu calidad de vida, habla con un médico u otro profesional sanitario. También puedes hablar con un terapeuta de salud mental especializado en sexualidad humana. La Asociación Americana de Educadores, Consejeros y Terapeutas de la Sexualidad (AASECT) tiene un directorio nacional de terapeutas sexuales certificados, así que podrás hablar con sus profesionales siempre que lo necesites de cualquier problema sexual que tengas.

Leave a Reply