Sin categoría

La sexualidad de los adolescentes

La sexualidad trasciende las diferencias religiosas, raciales y culturales. Con independencia del color de la piel, el género, el dios al que se rinde culto o bien la manera en que lo representan las diferentes etnias, la sexualidad es un tema que plantea muchos interrogantes. En especial a lo largo de la adolescencia, cuando los jóvenes están construyendo sus identidades, las chicas y los chicos se hacen preguntas sobre su sexualidad y su naturaleza como seres sexuales al comenzar esta frágil transición de la niñez a la edad adulta.

En el mundo entero, la sexualidad es un inconveniente social y médico. Las estadísticas muestran que la mayor parte de los chicos y chicas tienen relaciones íntimas a los 15 años o bien menos. Las interpretaciones de la sexualidad adolescente pueden examinarse en la manera en que las distintas etnias adoptan la abstinencia y las prácticas anticonceptivas.

El estudio de la OMS (2002)

En 2002, la OMS estudió las tendencias sexuales de estudiantes de 15 años en 35 países. El estudio descubrió que, aunque el porcentaje de chicos que sostenían relaciones íntimas era frecuentemente mayor que el de las chicas, las nuevas tendencias señalaban que exactamente el mismo número de chicas, o bien más, sostenía relaciones íntimas a los 15 años. No obstante, cuando se tuvo presente esta nueva tendencia, la mayor parte de los chicos prosiguieron teniendo su primera relación íntima a una edad más temprana que las chicas, lo que prueba que la sexualidad adolescente difiere entre los sexos. El estudio asimismo descubrió que la edad media de la primera relación íntima en la mayor parte de los países era de 16- 19 años para las chicas y de 17-19 años para los chicos. En el Chad, las chicas tuvieron su primera relación íntima a los 15,9 años y los chicos a los 18,8 años. En el África subsahariana se registraron estadísticas afines que contrarían los datos recogidos por la OMS, conforme los que las pequeñas tienen relaciones íntimas a exactamente la misma edad o bien levemente después que los pequeños.

¿De qué manera es posible?

 

En ciertas unas partes de África, la prevalencia de las violaciones y la costumbre de los matrimonios forzados desempeñan un papel esencial en la actividad sexual. En Sudáfrica, por poner un ejemplo, 116 de cada 100 mujeres declararon haber sido violadas; y en el resto de África, el 42% de las mujeres de entre 15-24 años se casan ya antes de cumplir los 18, con frecuencia con hombres 15 años mayores que ellas.

Las etnias difieren en lo que se refiere a la abstinencia y las prácticas anticonceptivas tratándose de la sexualidad y el comportamiento sexual de los adolescentes.

 

ABSTINENCIA

Las diferencias culturales, sociales y religiosas influyen en la práctica de la abstinencia, cuya conveniencia y eficiencia prosiguen siendo cuestionadas. No obstante, con independencia de estas diferencias, la abstinencia desempeña un papel esencial en el comportamiento sexual de los adolescentes.

En los países desarrollados, la abstinencia se identifica por los anillos de pureza y los votos de castidad que señalan la ausencia de relaciones íntimas prenupciales, al tiempo que en ciertos países en desarrollo, la abstinencia se impone a través de la práctica de la mutilación genital y otras prácticas tradicionales que minan el desarrollo sexual de los adolescentes.

Conforme el informe Youth Reproductive and Sexual Health de la Agencia de los U.S.A. para el Desarrollo Internacional , las tasas de abstinencia femenina en África van desde el 34% en el Congo hasta el 96% en Eritrea, Etiopía y Senegal, al paso que en Armenia y Vietnam las tasas de abstinencia llegan al 100%. Según el informe, en Eritrea, el 39% de las pequeñas han sido sometidas a la infibulación ya antes de la pubertad, un procedimiento de mutilación genital que se supone que fomenta la abstinencia debido a sus dolorosas consecuencias.

Pese a las altas tasas de abstinencia en África, la epidemia de VIH/SIDA prosigue siendo galopante, lo que plantea la cuestión de si la abstinencia podría ser una solución práctica en un largo plazo para la propagación de las enfermedades de transmisión sexual. Una investigación efectuado en U.S.A. descubrió que los adolescentes que hacían voto de abstinencia retrasaban su primera relación íntima a lo largo de unos un par de años, pero cuando eran sexualmente activos, una tercera parte tenía menos probabilidades de usar un procedimiento anticonceptivo que los adolescentes que no practicaban la abstinencia.
Si bien las etnias de los países desarrollados y en desarrollo abordan la cuestión de la abstinencia de forma diferente, parece que ni la mutilación ni los votos de abstinencia desempeñan un papel en la prevención del comienzo inapropiado de la actividad sexual, sino más bien semejan retrasar el peligro en vez de prevenirlo.

CONTRACEPCIÓN

La educación sexual, la disponibilidad de los anticonceptivos, el costo y las prácticas culturales tienen un efecto directo en el empleo de los anticonceptivos.

Conforme una investigación de la OMS, más del 70% de los adolescentes que sostienen relaciones íntimas en 35 países usan preservativos. En la mayor parte de los casos, son más los chicos que las chicas los que los usan. Esto sugiere que en la mayor parte de las etnias se espera que las chicas sean castas y los chicos no, y que los chicos están mejor informados.

No obstante, otro estudio probó que la realidad era diferente en África, Asia y el Caribe. Habitualmente, menos del 25% de los jóvenes declararon usar métodos anticonceptivos modernos. El consumo asimismo fue más usual entre las mujeres de más edad, con mayor nivel educativo y que vivían en zonas urbanas. En consecuencia, a lo largo de la adolescencia, el empleo de anticonceptivos era menos común y estaba más influido por la clase social y los niveles de educación.

Aunque la adolescencia es un instante crítico de la vida en el que los adolescentes están descubriendo su identidad sexual, y también es un momento en el que se encaran a la repercusión de los compañeros, la familia, la cultura y los medios. Con independencia de sus experiencias y de los obstáculos a los que se encaran, todos y cada uno de los adolescentes son capaces de construir una identidad sexual. La sexualidad de los adolescentes es, y seguirá siendo, un tema de debate y también de interés. Con independencia del país o la cultura, existen semejanzas en las creencias, pretensiones y prácticas relativas a la sexualidad de los adolescentes en el mundo entero. Es un tema que nos concierne a todos.

Leave a Reply