Sin categoría

Cómo masturbarse

La gran pregunta de muchas mujeres es ¿»como masturbarse» adecuadamente? La masturbación femenina acostumbra a considerarse un tema tabú. Probablemente te habrás oculto en una esquina para leer este artículo, mirando sobre el hombro por temor a las miradas extrañas de los otros pero masturbarse es normal.

Pese a que los estudios prueban que las mujeres se masturban con exactamente la misma frecuencia que los hombres, aún no es un tema del que todas y cada una de las mujeres charlen claramente. Los suecos han creado un nuevo término para designar la masturbación femenina en un intento de eludir que las mujeres se sientan desalentadas al charlar del tema por las palabras frecuentes asociadas a los hombres.

Para ayudarnos a deshacernos del persistente estigma social de masturbarse, hemos creado una guía sobre el autoplacer femenino. Hemos hablado con mujeres sobre sus experiencias de masturbación y hemos conseguido ciertos consejos de especialistas sobre de qué forma hacer que las cosas funcionen para ti, aun de Strawberry Siren, ex- Miss Burlesque Australia y autora de la Pussy Play Masterclass, un taller sobre el arte de jugar contigo misma.

Lo único que hay que hacer ahora es continuar leyendo y planear una noche temprana para masturbarse como una reina.

Conoce tus partes íntimas

Conocer las distintas unas partes de tu cuerpo es el paso inicial para una estimulación triunfante. No te desalientes por el hecho de que no conozcas los nombres de tus partes, puesto que el primer y más esencial paso es saber de qué forma «emplearlas», afirman los especialistas, para poder masturbarse adecuadamente después.

Plana Lister, autora y autora del sitio de bienestar The Sassy She, asegura que lo mejor es conocer el cuerpo y no ofuscarse con la terminología.

«Sería estupendo que nos enseñaran los tecnicismos en la escuela, pero por desgracia no es de este modo. Si bien es bueno conocer la terminología, no es esencial. Mi consejo sería explorar, conocer las sensaciones y, si se sienten bien, proseguir adelante».

Para asistirnos a conocer mejor nuestra anatomía, Plana nos ha proporcionado definiciones fáciles y directas de ciertas de nuestras unas partes del cuerpo extraídas de su libro Love Your Lady Landscape para que masturbarse se nos haga pan comido.

Vulva: «Es la parte externa de tu paisaje femenino. Incluye el clítoris, los labios mayores, la uretra y la entrada de la vagina, y su abertura tiene forma de almendra«.

Clítoris: «Cuando la gente habla del clítoris, en general solo se refiere al bálano, la parte externa altamente sensible, mas la protuberancia en forma de judía que se ve en la vulva es solo la punta del iceberg. Es el único órgano del cuerpo con la única función de suministrar placer«.

Vagina: «Es un músculo pulsátil que se abre y se cierra entre el cuello uterino (en la base del útero) y el agujero externo«.

Plana asimismo piensa que conocer tu ciclo menstrual es una forma esencial para que masturbarse sea toda una experiencia.

«Ciertas personas descubren que desearán ser juguetonas y explorar más en torno a la ovulación. Es posible que no sientas la necesidad de masturbarte a lo largo del ciclo premenstrual, pero los clímax van a ser mucho mejores, si bien tarden un poco más«.

El consejo de Strawberry
Emplea el procedimiento ‘Rise and Sine’ de la Pussy Play Masterclass para conocer múltiples de estas zonas al unísono.

«Con las puntas de los dedos, golpea tenuemente el pubis sobre el clítoris para despertar la vulva. Asimismo puedes presionar y frotar con un movimiento circular«.

Usa las manos

Plana considera que, si bien los juguetes eróticos pueden ser una buena forma de introducir a los recién llegados al juego del autoplacer, es mejor eludir volverse dependiente de ellos para masturbarse.

«La auténtica diversión y el placer aparecen cuando se emplean los dedos«, afirma Plana.

«Personalmente, creo que emplear un juguete puede desensibilizar toda la experiencia. Deseas ser capaz de tocarte a ti, para ser juguetón y llegar a conocer la velocidad y la sensación que deseas«.

El consejo de Strawberry
Prueba tus dedos con la técnica ‘Hermanas Tijeras’.

«Haciendo un signo de la paz con las manos, pone cada dedo a cada lado de los labios mayores. Ahora, mientras que presionas tenuemente, mueve los dedos uno cara el otro, apretando y levantando los labios juntos entre los 2 dedos.»

Conoce tu clítoris

«Tu clítoris es increíble«, afirma Plana. Como ya hemos dicho, el clítoris es algo más que la parte externa con forma de judía. «Es la parte más rica en nervios de la vulva, en tanto que contiene más de ocho mil terminaciones inquietas, el doble que el pene. Esto la transforma en la central del placer».

Plana explica que el clítoris es considerablemente más de lo que semeja a simple vista. «Esta minúscula zona erógena contagia el placer a otros quince nervios de la pelvis, lo que explica por qué razón se siente tal y como si todo el cuerpo se apoderara de ti cuando llegas al clímax«.

El consejo de Strawberry
Haz realidad tus fantasías más salvajes y prueba la técnica de ‘La princesa y el guisante’.

«Asegurándote de que la punta del dedo está bien húmeda, tira de manera lenta de la capucha del clítoris cara atrás y acaricia suavemente la cabeza del clítoris. Asimismo puedes hacer un pequeño movimiento circular, conforme tus preferencias».

No pienses solo en el clímax

La masturbación es más que el clímax. Es esencial gozar de toda la experiencia, en vez de correr hasta la línea de meta, masturbarse debe ser placentero y sexy. El lubrificante puede ser en especial bueno para asistir en el proceso de excitación.

Plana piensa que los juegos preliminares asimismo pueden ser ventajosos para las relaciones.

«Sé lo más suave posible. Date una experiencia completa dedicando tiempo a la exploración y al juego. Al hacerlo, edificarás una mejor relación con tu cuerpo y, como resultado, vas a poder tener más confianza en una relación para decir precisamente lo que deseas y en qué momento«.

El consejo de Strawberry
Entra en calor probando la técnica del ‘Escargot’

«Comenzando por la base de la vagina, arrastra levemente la punta del dedo a paso de caracol cara el clítoris. Asegúrate de no introducir el dedo demasiado profundo en este punto, en tanto que deseas eludir tocar la uretra«.

Leave a Reply